18 oct. 2011

Después de un largo tiempo hice cosas de las cuales no me arrepiento, y las disfruté.  Y no me sentí rencorosa, ni como si tuviera que cargar con algo.
Porque hay que darse cuenta cuando parar.

No hay comentarios: