24 jun. 2011

Murga

''Sigo pensando en el cielo, en los vuelos, en tu murga que falta en mi calle. Falta lo dulce del vino, el vacío, hay latidos que sobran de noche. Siento en el pecho el disparo tan dulce y salado me siento otro hombre. Ella se aferra a mi pecho, yo quemo el veneno, y me grabo su nombre.
Ella te marca el recuerdo con un buen trabajo, con gotas de ayer, deja en tu boca lo amargo del perdedor. Caen pedazos de cielo sobre estas palabras de sangre y calor, nuestros corazones de asfalto se vuelven canción.
Y a veces pienso en lo que era y no encuentro manera de seguir al frente. Siento en el frío, el vacío, es que a veces hay latidos que sobran de noche.''

No hay comentarios: