20 mar. 2017

about last year

Todavía puedo sentir las nauseas, y la falta de aire cuando me acurruqué en los pies de tu cama, y ahí. Dos años y medios después te diste cuenta que me lastimabas de verdad.
También me acuerdo esa noche que cada uno durmió mirando para su lado, y que ninguno dijo buenas noches. Ni un beso de costumbre. Nada. Y que los dos sabíamos que algo andaba mal. Esa noche llore como nunca antes, toda la noche en silencio, al lado tuyo. Y jamás te diste cuenta. Al otro día me desperté y me fui con la cara como la del jorobado de Notredam. Lo único que atinaste a hacer fue abrazarme, y mucho como que no quisiste preguntar qué era lo que me pasaba.
Otra vez, llore al lado tuyo mientras vos estabas en la mesa estudiando y yo en el sillón haciéndote la segunda. Pero esa vez no estaba triste por vos, ni por mi. Y sin embargo nunca fuiste capas de abrazarme y quedarnos callados. O decirme algo, lo primero que te venga a la cabeza. Me mirabas como lloraba con el celular en la mano. Nada mas. Ni si quiera me preguntaste cuál era la mala noticia.
Y hoy, fui a hablarte para decidir por mi y por vos, de que no quiero ver mas a una persona tan narcisista y egoísta como vos. Que me canse de ser tu trapo. Y como estabas tan ocupado leyendo, no fuiste capas de darme diez minutos. Previo a eso que me dijiste que tenias apagado el celular por eso respondiste tarde. Claro, como si fuera la primera vez.
Mi viejo me dijo en el auto hoy "si yo estoy verdaderamente enamorado de alguien, y ese alguien necesita hablar conmigo por mas compenetrado que este en lo que sea que esté haciendo, se los doy. No me importa".
Tarde un año en darme cuenta de esto.

1 comentario:

Melanie Zaia dijo...

Tardaste un año, pero al fin y al cabo pudiste verlo y tomar la decisión correcta. Seguro que dolió pero a la larga vas a ver que fue lo mejor que pudiste hacer, nadie que te quiere te trata de esa manera. Me alegro por vos.

Saludos.